El enoturismo celebra su Día Europeo este domingo en plena “ef...

El enoturismo celebra su Día Europeo este domingo en plena “efervescencia”

El domingo se celebra el Día Europeo del Enoturismo -lo secundan países como Italia, Francia, Portugal o España- en un momento de “efervescencia” y creciente demanda, aunque el sector se enfrenta a retos como la vertebración de una estrategia nacional y conseguir una mayor internacionalización.

El renovado interés por los territorios del vino juega a favor de esta actividad, todavía fragmentada pero dispuesta a tener un papel relevante como complemento a la oferta clásica de “sol y playa”.

Las cifras de “enovisitantes” en España -uno de los grandes productores mundiales- no dejan de crecer pero queda aún muy lejos de EEUU (15 millones), Italia (14 millones) o Francia (10 millones), y su oferta no es suficientemente conocida a nivel internacional.

“El enoturismo está llamado a convertirse en un importante motor de actividad económica, social y cultural, con un gran potencial para contribuir a los objetivos estratégicos de los destinos que lo promueven”, ha subrayado el presidente de la Asociación Española de Enoturismo (AEE), José Antonio Vidal.

Sin embargo, si se comparan los 2,7 millones de “enovisitantes” estimados en España con los 242 millones de movimientos turísticos totales de residentes y no-residentes, “resulta que sólo un 1,1 % visitaron al menos una instalación enoturística en España en 2016”.

La ausencia de un marco de gestión del conocimiento específico, la inexistencia de un código de gobernanza de destinos propiamente dicho y la carencia de un observatorio nacional que genere datos de relevancia “ponen de manifiesto la tarea por hacer”, añade, tras remarcar que “sólo con el concurso de la innovación será posible responder a las expectativas y necesidades de los nuevos mercados”.

En este contexto, “es necesario y urgente” estructurar todos los actores, estrategias y acciones tras una marca aglutinadora de la actividad enoturística en España, añade el presidente.

“La AEE así lo entiende y lo viene implementando con la estrategia que subyace tras la marca EnoTurismo de España“, añade el presidente de esta Asociación, que cuenta con más de 200 establecimientos miembro que forman parte, en todo el territorio nacional, de los diversos eslabones de la cadena de valor.

“El enoturismo en España aglutina una serie de esfuerzos e iniciativas privadas que conviven fuera de los sistemas de rutas, y la AEE considera necesario construir una estrategia nacional de colaboración público-privada, y con la sociedad civil, que permita coordinar los distintos niveles de gobernanza y gestión”, concluye Vidal.

 


Compartir: