El gasto de los enoturistas roza ya los 157 euros diarios

El gasto de los enoturistas roza ya los 157 euros diarios

El gasto medio en destino de los enoturistas se ha incrementado un 8,51 % en España, hasta 156,6 euros diarios, mientras que el tiempo medio de estancia se sitúa en 2,65 días.

La Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) ha hecho público un nuevo Informe sobre la Demanda del Turismo del Vino, realizado a través del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España, con resultados relativos al segundo semestre de 2016 y el primero de 2017 sobre los enoturistas.

Así, el gasto medio del enoturista pasa a ser de 156,6 euros al día (frente a los 144,3 del informe anterior) y la estancia media alcanza ahora los 2,65 días (frente a los 2,19 anteriores).

En el capítulo del gasto, los nuevos datos indican que la mayor parte se dedica a la restauración, seguido del alojamiento que, hasta ahora, ocupaba el primer puesto.

“Estos resultados dan cuenta, igualmente, de que el enoturismo se sigue comportando como una modalidad turística de escapada, un producto asociado a fines de semana o puentes”, destaca el informe.

De esta forma, los 156,6 euros por día y los 2,65 días en destino arrojan un total de 397,83 euros por persona (frente a los 316,10 del estudio anterior).

Una cifra “que vuelve a estar por encima del gasto diario del turista general extranjero (129 euros por día) y del gasto diario del turista general español en sus viajes por nuestro país (53 euros al día).

Pernoctaciones de los enoturistas

Asimismo, ha concretado que los datos relativos a las pernoctaciones son muy similares a los del estudio precedente: un 53,7 % de enoturistas pernoctan en destino y un 46,3 % no lo hace, lo que refleja la importancia del turismo de proximidad.

Los alojamientos hoteleros de las Rutas del Vino de España se consolidan como los más demandados por los enoturistas, con los hoteles de 4 estrellas (con 24,7 %) y los de 3 estrellas (con 21,2 %) como los preferidos.

Por su parte, resalta el notable aumento que han experimentado los alojamientos rurales, pasando del 12,6 % al 16,3 %, un porcentaje “que es prácticamente el doble del que recogía la demanda de este tipo de alojamientos en el año 2013”.


Compartir: